Laberintos

He visto pasar toda mi vida por mi mente en cuestión de segundos. He recordado las cosas más insignificantes, como la ceniza del cigarro que quemó mis vaqueros favoritos, o el trozo de pizza que se quedó en el plato en aquel restaurante. He tarareado la canción con la que me dejaba la garganta en la ducha y he reproducido en voz baja el diálogo de esa película que me hizo llorar. He tenido ganas de gritar y se me ha quebrado la voz. 
Ahora que tengo una pistola apuntándome en la sien, todas esas pequeñas cosas que pasamos por alto han cobrado sentido. Es ahora cuando me arrepiento de haber dejado que pasaran desapercibidas en su momento. Ahora, que mi vida está en manos de quien sostiene el arma, pienso en todo lo que quise hacer y no hice. Todo lo que quise decir y no dije. Por miedo a. Y es irónico lo absurdo que parece ese miedo comparado con lo que siento en este instante. Hace unas semanas mi mayores preocupaciones eran esa insoportable reunión de trabajo o a dónde iría con Ethan a cenar la próxima vez. Ahora, mi mayor y única preocupación era que llegaran a tiempo, antes de que una bala me atravesara el cerebro.
Me atreví a levantar la cabeza y pude ver su rabia. En su desaliñado pelo castaño, sus ojos enrojecidos y su rostro pálido no reconocí a la mujer risueña y bella que había visto en fotos. Parecía imposible pensar que detrás de aquellas imágenes se encontrara alguien con la mente tan rota.
-Tenías que haberte alejado. Te lo advertí. Te avisé. Y no me escuchaste.
Voy a morir, volví a pensar. Vi como sus dedos se aferraban al gatillo y cerré los ojos. Me despedí de todo lo que conocía e intenté que la última imagen que tendría mi cerebro fuera un recuerdo feliz. Oí el ruido ensordecedor de una pistola liberando una bala. Sentí las gotas de sangre salpicarme. Y mi corazón se paró. Se acabó.

Esto, queridos norteños, es el prólogo de la historia que tengo entre manos. Hace unos meses que he vuelto a escribir, y lo necesitaba como respirar. Llevo tiempo hablando de ello por las redes sociales, y espero compartir más con vosotros cuando esté más avanzada. De momento, os dejo éste pequeño bocado. Espero que lo disfrutéis.

Comentarios

  1. Bueno, BUENO. ¡No me puedes dejar así! Qué tentador y qué ganas de más. (Me encanta el nombre de Ethan). En cuanto tengas capítulos... ya sabes mi email :P ¡Abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, lamentablemente, habrá que esperar un poquito para conocer la historia, jajaja. El día 10 cojo vacaciones y podré mimar mucho más esta historia. ¡Y por supuesto que estarán en tu buzón! El nombre de Ethan estaba clarísimo desde que se me ocurrió la historia, me chifla.

      Abrazo enorme.

      Eliminar
  2. Acabo de leer el prólogo y oh dios míos. En serio, OH. DIOS. MÍO (al más puro estilo Janice de Friends) Escribes maravillosamente bien, de verdad te lo digo. Sabes como crear tensión en el ambiente y como dejar al lector con ganas de más. Quiero saber qué ha pasado. ¿Qué la ha llevado a esa situación? ¿Quién es esa mujer que la apunta? ¿Quién es y dóno está ese tal Ethan? ¿Va a morir?

    Por favor, dime que subirás la continuación aquí. O si la enviarás por mail, que me incluirás en la lista de contactos. Por fi, por fi, por fi ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, ¡me vas a poner roja! Considero que me queda muchísimo por mejorar y a veces me leo y siento que lo que escribo no vale, pero a veces salen cosas como ésta de las que me siento bastante orgullosa, y que os guste me llena por dentro. Me alegro de haberte dejado con tanta intriga, ¡era la intención!
      Cuando empiecen a salir a la luz capítulos, quizá en algún momento lo publique en Wattpad, pero de primeras, la enviaré por email a algunas personitas (y POR SUPÙESTO wue estarás incluida).

      Abrazo enorme.

      Eliminar
  3. Qué intriga, y qué bonito y a la vez aterrador, empezar a valorar las pequeñas cosas de la vida cuando más tememos perderlas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de haberos dejado con la intriga, ¡he conseguido mi propósito! ^^

      Abrazo fuerte.

      Eliminar
  4. Me ha gustado mucho, espero poder leerla entera algún día.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Quiero leer más. Hay pólvora, hay miedo, hay sangre. Como fiel lectora de novela negra, ¡por supuesto! Quiero leer más.

    Un abrazo,
    Sab.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario