Haul de abril

¡Hoooola, queridos norteños! Estas semanas han sido caóticas y no he tenido mucho tiempo para dedicarle al blog, pero ya estoy por aquí, con muchas ganas de escribir. Aunque ya estamos casi a mediados de mayo, quería compartir con vosotros las compras que hice el mes pasado. No son demasiadas cosas, pero me apetece mucho enseñar las adquisiciones que voy haciendo y, en este caso, hay un poquito de todo.

Empiezo con las cositas de Lush, y es que hace un par de meses abrieron su tienda en Bilbao. Tenía muchísimas ganas de probar sus productos, así que me volví loca cuando me enteré de la apertura. En la primera visita me llevé únicamente el exfoliante facial y corporal Ocean Salt. No pude hacerme con nada más porque había muchísima gente y apenas podía pararme a mirar y probar, pero el exfoliante me enamoró y, aunque quiero probar otros para comparar, estoy segura de que acabaré repitiendo. 
Volví unas semanas después porque necesitaba un desmaquillante, y es que entrar en Lush significa no poder salir con las manos vacías, así que iba a por un producto y salí con tres: el desmaquillante 9 to 5, que es perfecto para personas como yo a las que les da una pereza enorme el momento de desmaquillarse; el tónico Breath of fresh air, que me deja el rostro tremendamente relajado, como si acabara de salir del mar; y, por último, el acondicionador Veganese, que me enamoró por su olor a limón y me deja el pelo, brillante, suelto y precioso.



Dejando a un lado los potingues, hablemos de libros, y es que cumplí con uno de mi wishlist de abril. Por fin, se vino a casa Tan poca vida, de Hanya Yanagihara. Normalmente utilizo el Kindle para leer (por ahorro económico, de espacio y, por supuesto, por comodidad), pero de vez en cuando echo de menos el papel y suelo hacerme con algún libro físico. Me moría de ganas por leer éste y me daba miedo decepcionarme (y haber pagado 25 eurazos), porque había leído cosas tan geniales sobre él que tenía las expectativas por las nubes. Ayer decía en twitter que, sin haber llegado a la mitad siquiera, ya era firme candidato a ser una de las mejores lecturas del año y entrar en mi lista de libros favoritos. Lo estoy disfrutando y me está calando mucho.
Por otro lado, pero no menos importante, también compré El verano sin hombres, de Siri Hustvedt, porque a principios de 2017 me propuse leer más mujeres. Ha sido una lectura entretenida, aunque quizá esperaba algo más. De todas formas, no quiero entretenerme mucho ahora, porque quiero haceros alguna reseña más adelante.





También compré tres cositas de ropa, básicas y que me hacían falta. Quiero esperar a las rebajas para los caprichos, porque realmente no necesito nada, y como siga llenando el armario, tendré que salir yo de casa.
Lo primero que compré fueron un par de camisetas básicas lisas de manga corta, en color gris y en blanco. No tiene mucho misterio, pero las utilizo mucho para llevarlas debajo de camisas desabrochadas, o cuando simplemente no me apetece pensar que ponerme. Éstas son de Stradivarius y tienen un precio de 5'99 €.



Por último, y la mejor compra que hice en abril: el sujetador básico de la línea MyEssentials de Women'secret. Necesitaba urgentemente un sujetador en color carne (también lo tienen en negro y en blanco), ahora que llega el buen tiempo y me pongo ropa blanca o más transparente, y éste ha sido, como digo, lo mejorcito que he comprado. Sujeta, recoge, reduce y sienta de maravilla. Y además es muy, muy cómodo. Desde luego que merece la pena pagar los 29'99 € que vale y estoy segura de que me haré con alguno más.



¡Y esto ha sido todo! Creo que no me he portado del todo mal, ¿no? ¿Cuáles han sido vuestras compras del mes pasado? ¿Alguna adquisición reciente con la que esté in love? ¡Hasta pronto, lectores!

Comentarios

  1. Qué fotos más bonitas y qué feliz me hace tenerte por aquí :)
    Me has dado unas ganas TREMENDAS de ir a LUSH, ¡que lo sepas!

    ABRAZOS FUERTES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, es que Lush es vicio puro. ¡Me lo llevaría todo cada vez que entro!

      Abrazo gigante <3

      Eliminar
  2. AY, los libros, los libros. Yo me empecé a leer "Tan poca vida", pero estamos en pleno apogeo de exámenes y lecturas para el TFG, así que lo tuve que dejar porque muy cortito precisamente no es. Aun así me estaba gustando la forma de narrar, aunque es cierto que no me enganchó ni me pareció nada fuera de lo común, pero espero que cuando vuelva a retomarlo, me enganche y guste tanto.
    Y las camisetas, me encantan las básicas de manga corta, de verdad lo digo. No me gustaban mucho de normal, pero conforme va pasando el tiempo, de verdad que es la mejor prenda del universo (yo soy una auténtica enferma de las camisetas) ♥

    un abrazo grande,
    y cosquillas.

    ResponderEliminar
  3. Estoy segura de que cuando cojas Tan poca vida en una época en la que puedas disfrutarlo de verdad, te encantará. A mí me está enamorado muchísimo, y eso que me daba miedo haber pagado 25 euros para nada.
    Las camisetas son lo mejor, ¡anda que no me han salvado días de no saber qué ponerme!

    Abrazo <3

    ResponderEliminar
  4. Aquí otra que arrasaría con Lush si pudiese x) aunque de momento solo he probado las mascarillas y me da mucha curiosidad el champú, por ejemplo.
    Este verano quiero empezar con Tan poca vida y espero lo mismo, leerlo sin prisas e ir disfrutándolo con calma. ¡Sería genial una reseña cuando lo terminases! El verano sin hombres también me lo han recomendado, todavía no entra en mi lista de prioridades, pero está bien saber que no decepciona.
    ¡Abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Me has recordado que tengo en pendientes esos dos libros (y esa autora hace poco sacó un libraco, ensayo feminista y super guay y tengo aún más ganas de conocer) y, sobre todo, de Tan poca vida habláis tan bien que tengo que rescatarlo de mi ereader y tenerlo presente para el verano que se acerca (porque para mí es la época más fructífera en cuanto a lectura).

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario