Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2016

Diario visual: la semana en imágenes

Imagen
Una de las cosas que quería incluir en este nuevo rumbo del blog era hacer resúmenes semanales (o mensuales) en imágenes, o simplemente publicar tiradas de fotografías random que voy haciendo. Como ya mencioné, mi cámara de fotos murió hace cosa de un año, pero lo he ido dejando y aún no me he hecho con otra (aunque creo que va a ser mi autorregalo de cumpleaños en noviembre). Así que, de momento, voy tirando con la cámara del móvil. Y estoy bastante satisfecha, dentro de lo que cabe, porque con la cantidad de prestaciones que tienen ahora, se pueden hacer cosas más que decentes. En este primer post visual hay muchas (demasiadas) fotos y va a quedar bastante largo, pero era incapaz de descartar alguna. Hasta pronto, norteños.
















De necesitar el frío como respirar

Imagen
He vivido enamorada del verano desde que tengo uso de razón. He deseado que llegara de nuevo cuando aún no se había terminado, y he esperado, año tras año, los primeros días soleados donde poder desprenderme del abrigo. He querido vivir en un verano permanente muchas veces, y he odiado el cielo gris en pleno agosto cuando debería estar en la playa. Y todo lo que me daba el verano superaba con creces las pocas cosas negativas que le veía. Este año, por primera vez, he deseado poder acelerar el tiempo y aparecer ya en otoño. He deseado poder saltarme este verano en el que el calor me está agobiando por encima de mis posibilidades, y muchísimo más que cualquier otro año. Aborrecer la sensación de fundirme con la cama por la noche, de no descansar bien. Ha sido la primera vez que todas las posibilidades y planes que me brinda el verano no han ganado la batalla. La primera vez que he querido que llegue la lluvia, el frío, la nariz roja, la ropa gordita. Pasar las tardes con un café detrás…

Cambios

Imagen
Hace tiempo que me planteaba darle un nuevo aire al blog. No tanto en diseño, porque apenas ha cambiado (y es que, por desgracia, mis conocimientos de html son más bien nulos, así que prefiero no toquetear demasiado lo que ya está), sino más bien en contenido y forma de comunicar. Echo de menos compartir mis letras, así que a partir de ahora habrá más entradas de este tipo en el blog. También quiero hacerlo más visual, compartiendo fotografías, ya sean de lugares, de lo cotidiano, o de las cosas más random que se me pongan delante (y, aunque ahora no disponga de cámara, con el móvil se pueden hacer cosas más que decentes, creo). También hablaré de libros, por supuesto. Y estos van a ser los tres pilares fundamentales del blog. Letras y reflexiones, fotografía y literatura. Quizá alguna vez haya algo diferente, pero quiero centrarme en lo que más me gusta.
Cuando nació Antártida, quería un cajón desastre donde hablar de cualquier cosa, pero creo que nunca me he llegado a sentir cómoda…