Entradas

Haul: fiebre por el gris y los pijamas

Imagen
Quien me conoce, sabe de sobra que los pijamas son una de mis perdiciones. Disfruto más comprando pijamas y ropa de estar en casa que de calle. Además, con eso de que cada año soporto menos el verano, estoy deseando que llegue el frío para poder ponerme ropa calentita. Antes compraba muchos pijamas en Primark porque me encantaban los diseños tan adorables que solía haber. Y al principio me salían bastante buenos, pero llegó un momento en que no me duraban nada. Se cedían enseguida, las letras y dibujos se iban y se quedaban muy feos, así que cambié Primark por Women'secret. Es más caro, sí. Pero merece la pena. Hace un par de semanas, compré por pura casualidad un pantalón de pijama con anclas en azul marino en las rebajas y me enamoré de otro de florecitas, pero sólo quedaba uno y la talla me quedaba enorme, así que hace unos días pensé mirar en la web a ver si estaba y no lo encontré... Pero pequé con varias cosas e hice un pedido online que, por cierto, no ha tardado nada en l…

Laberintos

He visto pasar toda mi vida por mi mente en cuestión de segundos. He recordado las cosas más insignificantes, como la ceniza del cigarro que quemó mis vaqueros favoritos, o el trozo de pizza que se quedó en el plato en aquel restaurante. He tarareado la canción con la que me dejaba la garganta en la ducha y he reproducido en voz baja el diálogo de esa película que me hizo llorar. He tenido ganas de gritar y se me ha quebrado la voz.  Ahora que tengo una pistola apuntándome en la sien, todas esas pequeñas cosas que pasamos por alto han cobrado sentido. Es ahora cuando me arrepiento de haber dejado que pasaran desapercibidas en su momento. Ahora, que mi vida está en manos de quien sostiene el arma, pienso en todo lo que quise hacer y no hice. Todo lo que quise decir y no dije. Por miedo a. Y es irónico lo absurdo que parece ese miedo comparado con lo que siento en este instante. Hace unas semanas mi mayores preocupaciones eran esa insoportable reunión de trabajo o a dónde iría con Etha…